Turismo Jaca Huesca

Breve historia de Jaca

Aunque sus orígenes son inciertos debido a la escasez de documentación, se considera que fue fundada por un pueblo íbero: los jacetanos, también conocidos como iacetanos. Esta tribu llegó a ocupar un extenso reino que iba desde los Pirineos hasta Huesca y Lérida y cuya capital estaba en Jaca, denominada en la época Iacca.

Otra hipótesis, menos plausible, que postuló en el siglo XVI el cronista imperial Florián de Ocampo, afirmaba que Jaca fue fundada por el capitán griego Dionisio Baco, de sobrenombre Yaco, en el año 1325 a.C.

En el año 195 a. C., el cónsul romano Marco Poncio Catón inicia la conquista de la ciudad que terminará en primavera de 194 a. C. Integrada en el Imperio Romano, constituyó un punto de vigilancia de los caminos del Pirineo y desarrolló una próspera economía cuyo auge se mantuvo hasta el siglo III.

En el siglo IV entró en decadencia por la amenaza de los bandidos que atacaban a las caravanas que transitaban los caminos pirenaicos.

Tras la caída del Imperio romano, los godos invadieron la península y Jaca pasó a ser conocida como Apriz.

En las montañas de Jaca se salvaron muchos cristianos durante la invasión de los árabes, formando el núcleo del Reino de Aragón. Aznar, el primer conde de Aragón, la ganó a los moros en el año 780, la fortificó y la defendió en el 795. El conde Galindo, hijo y sucesor de Aznar, dio fuero y privilegios a la ciudad.

El rey don Ramiro I de Aragón estableció en la ciudad sede episcopal con la autoridad del papa Nicolás II, en el 1064.

Las pestes y los incendios de finales de la Edad Media hunden a Jaca en una crisis de la que no saldrá hasta la intervención de Fernando el Católico para formar un gobierno local. Jaca se comienza a consolidar como plaza militar desde la que defender los reinos peninsulares de una hipotética invasión francesa. A este respecto, Felipe II ordenó la construcción de varias fortalezas a lo largo de todo el Pirineo entre las que destaca la Ciudadela de Jaca.

En 1705 se mantuvo fiel al rey don Felipe en la Guerra de Sucesión, posicionándose del lado de los Borbones. Por ello, fue asediada por aliados del archiduque Carlos.

Durante la Guerra de la Independencia, Jaca se rindió a los franceses el 21 de marzo de 1809 a causa de la deserción que fomentó el misionero Fr. José de la Consolación, que gozaba de influencia. El general Mina la recuperó en febrero de 1814.

En diciembre de 1930, Fermín Galán Rodríguez junto con los capitanes Ángel García Hernández y otros, protagonizó la Sublevación de Jaca, pronunciamiento militar que pretendía instaurar la República en España. El golpe fracasó y los dos cabecillas mencionados fueron fusilados.






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 jacahuesca.com

    Ukhwah . Every kids ride on cars in our shop is handpicked. . find more